martes, 22 de mayo de 2012

Un ave muy popular de la que poco se conoce

La guacamaya roja o lapa escarlata (Ara macao) es un ave grande y colorida perteneciente a la familia Psittacidae. Puede llegar a alcanzar los 96 cm de largo y su plumaje es principalmente rojo con azul en la parte baja del dorso y plumas amarillas en las alas.

Su distribución comprende un extenso territorio que va desde los bosques tropicales del sur de México hasta el noroeste de Argentina. En Costa Rica se distribuye a lo largo de la región del Pacífico en Parques Nacionales como Corcovado y Carara donde pueden ser observadas en arboles caducifolios. Sin embargo, la destrucción de su hábitat y su captura para la comercialización como mascota han contribuido a que en la actualidad la especie se encuentre amenazada.

La lapa escarlata es un ave social que vive en parejas o grupos familiares de 3 a 4 individuos. En ocasiones se unen en grupos hasta de 25 a 50 individuos en dormideros comunales que establecen en arboles altos o manglares. Su alimentación se basa principalmente de semillas, frutas, nueces, flores y nectar.

Es popular como ave doméstica por su comportamiento sociable y porque aprende a imitar palabras, además de por su colorido plumaje. En 1993 la lapa escarlata fue declarada como el ave nacional de la República de Honduras.


La especie se incluye en la categoría “Vulnerable” en la Lista Roja de la UICN y también aparece en el Apéndice I del Convenio sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestre (CITES). Aunque presenta una amplia distribución, su densidad es muy variable y ha disminuido notablemente en los últimos años, considerándose extinta en El Salvador. Probablemente, es el psitácido neo tropical más conocido, factor que, aunado a su delicada condición poblacional.

Ecowildlife quiere adentrarse en los diferentes ecosistemas de Costa Rica en busca de especies exóticas como el quetzal, el pájaro bobo y por supuesto, la lapa escarlata en una expedición atípica en la que las aves serán las protagonistas en los increíbles parajes naturales del país centroamericano.



jueves, 17 de mayo de 2012

BIRDWATCHING PARQUE NACIONAL JIM CORBETT: INDIA

De las más de 10.000 especies de aves que habitan nuestro planeta, India cuenta con casi 1.300 especies diferentes, es decir un 13% de la biodiversidad de aves del mundo incluyendo algunas de las especies con más peligro de extinción del planeta. Este gran variedad es debido a la cantidad de ecosistemas que se pueden encontrar en la India, densas junglas, enormes sabanas y selvas tropicales húmedas, amén de cordilleras montañosas que bajan desde los Himalayas.

Y si desde tiempo inmemorial esta biodiversidad ha estado amenazada no solo por la perdida de habitats sino por la caza ilegal de especies, hoy en India existe una corriente proteccionista encabezada por la Bombay Natural History Society, una de la sociedades protectoras con más socios en todo el mundo y que extiende su formación e información por escuelas y centros educativos de todo el subcontinente indio. A ello se le une la cantidad de empresas y organismos que como Ecowidllife, visitamos y colaboramos en India para que esta labor sea más llevadera, tanto aportando fondos como colaborando a pie de campo.

Y dentro de ese compendio de zonas protegidas nos encontramos con el Parque Nacional Jim Corbett, el más antiguo de la India, donde es posible localizar, entre migrantes y residentes, más de 450 especies de aves. En este viaje de birdwatching organizado por Ecowildlife, nosotros localizamos en el mes de Abril casi un 20% de esas especies en tres salidas de campo dentro del parque. No era la mejor época para visitarlo, pero aún así, miles de aves se encuentran residiendo en el parque e incluso se pueden apreciar muchas migrantes premonzonicas.

De entre toda ellas destacamos las largas paradas nupciales de los pavos (Pavo cristatus), la llegada de casi todas las especies de abejarucos con especial mención al abejaruco de cola azul (Merops philipinus), la congregación de varios tipos de cigüeñas con la cigüeñas obispo (Ciconia episcopus) o de cabeza negra como ejemplar más llamativo. De estas tuvimso la fortuna de encontrarnos en un paraje del río, hasta tres tipos de cigüeñas diferentes. Pero de todos los que vimos, sin duda, fue el cazador de moscas del paraíso (Tersiphone paradisi) el que más nos deslumbró con su hermoso plumaje blanco y su larga cola que mueve al viento.
Unas jornadas fabulosas de birdwatching en la India.

lunes, 14 de mayo de 2012

Birdwatching en la Reserva de la Biosfera Sumaco

El Parque Nacional de Sumaco, ubicado en la zona nororiental de la región amazónica de Ecuador, ofrece un paisaje excepcional de alta montaña, bosques de neblina y cañones profundos. Alberga numerosos ríos y manantiales rodeados de selva tropical y el majestuoso volcán Sumaco de 3.732 metros de altura.

Fue declarado Reserva de la Biosfera por la Unesco en el año 2000 y abarca un total de 996.436 hectareas, lo que representa el 8 % de la Amazonía norte de Ecuador.

La alta pluviosidad, las diferencias altitudinales y las estructuras geológicas han hecho posible el desarrollo de unas condiciones biológicas interesantes. Se trata de una de las áreas protegidas más agrestes e inexploradas de Ecuador.

El Parque Nacional presenta zonas aún inalteradas con una flora original y una riqueza faunística muy alta que recoge especies tan valoradas como el Ocelote (Leopardus pardalis), el Oso Anteojos (Tremarctos ornatus) y el Mono Araña (Ateles). En total se han registrado 82 especies de mamíferos.

Desde el punto de vista ornitológico hay gran diversidad de aves, muchas endémicas y otras en vías de extinción. Más de 872 especies de aves pertenecientes a 64 familias han sido registradas. Entre ellas, se encuentran tucanes, tangaras, guacamayas y colibríes. Dentro de la lista se incluyen especies muy llamativas como el Gallo de la Peña Andino (Rupícola peruviana) y el Carpintero Carminoso (Campephilus haematogaster).

EL sendero hacia el Volcán Sumaco otorga una buena oportunidad para ver especies raras de altura. Es posible avistar diferentes aves de presa entre las que destaca el Milano Perla (Gampsonyx swainsonii), el ave rapaz más pequeño del continente americano cuya característica principal es su cola bifurcada.

Ecowildlife ha tenido en cuenta la riqueza ornitológica de Sumaco entre sus expediciones Birdwatching. Para más información visitar nuestra web.

martes, 8 de mayo de 2012

La Grulla Coronada, el ave nacional de Uganda

La grulla real gris (Balearica regulorum) conocida también como grulla coronada en un ave gruiforme de la familia Gruidae. Habita generalmente en zonas húmedas de la sabana africana situada al oeste del continente, aunque también es posible encontrarla en países como Kenia y Sudáfrica.

Es el ave nacional de Uganda y aparece en el escudo y la bandera del mismo país. Su plumaje se caracteriza por ser gris con un ostentoso y bello penacho amarillo, grandes barbas rojas colgantes en la garganta y parches blancos en las mejillas.

Su alimentación se basa principalmente de las puntas de las hierbas, semillas, insectos y otros invertebrados, y vertebrados pequeños. También forrajea en tierras cultivadas en búsqueda de cacahuetes, soja, maíz y mijo.

Es alta (hasta 1.80 metros) y esbelta (no rebasa los 10 kilogramos). Suele permanecer horas inmóvil sobre una pata observando a su alrededor y en ocasiones, se posa en las copas de los arboles, característica que no es muy común en el resto de las grullas.

Del mismo modo es conocida por los gritos trompeteros que emite con su larga traquea. La resonancia de éstos aumenta cuando infla los sacos que tiene bajo la barbilla y son posibles escucharlos a 2 kilómetros de distancia.

Se trata de un ave sedentaria y muy sociable que vive en bandadas de 6 a 20 individuos. En la época de reproducción constituyen nidos en algún monticulo de cañas o plantas herbáceas, entrelazando tallos rotos. El cortejo consiste en grandes saltos y pronunciadas reverencias.

Ecowildlife ha seleccionado una expedición birdwatching en Uganda para contemblar la grulla coronada, además de otras aves, en lugares tan espectaculares como las fuentes del Nilo y el Lago Alberto.