viernes, 1 de marzo de 2013

LA GRULLA CORONADA EN SU HÁBITAT NATURAL

Quizá estáis acostumbrados a ver esta preciosa ave en zoológicos, o incluso en parques y jardines de muchas ciudades del mundo. Pero la grulla coronada (Balearica regulorum) es un ave originaria de África, concretamente de la sabana, al sur del Sáhara.

Como su propio nombre indica, su rasgo característico es el moño de finas plumas amarillas doradas con salpicaduras negras que posee en la parte superior de la cabeza.

Su plumaje es de color negro, con las alas blancas y unas conspicuas bigoteras rosadas. La cola es gris y las patas, los pies y el pico son de color negro. Se trata de una de las grullas más pequeñas, mide alrededor de 1m. de altura y puede llegar a los 2 m. de envergadura alar. Los machos son un poco más grandes que las hembras.
Habita en las zonas pantanosas y en los márgenes de los ríos, donde anidan en su época de reproducción. En la época de las lluvias viven en parejas, y el resto del año se agrupan en bandadas que pueden llegar a tener más de un centenar de individuos.

Se trata de un ave sedentaria y muy sociable, con una vida cotidiana muy regular. Al amanecer abandonan sus lugares donde han pernoctado y salen a buscar alimento. Después de trasladan a los bancos de arena de los ríos donde beben y se limpian. Al atardecer vuelven a sus refugios nocturnos y pasan la noche posadas en el ramaje de los árboles. Es la única grulla que puede posarse en las ramas gracias a la especial conformación de sus dedos.

De carácter perezoso, puede permanecer horas inmóvil sobre una pata, observando a su alrededor sin hacer nada.

En Ecowildlife te queremos llevar a ver la grulla coronada durante las grandes migraciones en Kenia y Tanzania.

No hay comentarios:

Publicar un comentario